PAISAJE EN LA NIEBLA.


Título original: Topio stin omichli
Año: 1988
Nacionalidad: Grecia, Francia, Italia
Director: Theo Angelopoulos
Intérpretes: Tania Palaiologou, Michalis Zeke, Stratos Tzortzoglou.
Música: Eleni Karaindrou.
Sinopsis: Dos hermanos de 5 y 12 años emprenden un viaje desde Grecia hasta Alemania con la intención de ver a su padre, al que no conocen.






            En una entrevista concedida en Barcelona en 2004, narraba Theo Angelopoulos cómo en una ocasión el emblemático Tonino Guerra, guionista que colaboró con directores de la talla de Tarkovsky, Antonioni o Fellini y junto al que compartió varios trabajos, le preguntó por qué tomaba el café tan lentamente. El genio griego le respondió: “vosotros bebéis el café, yo lo saboreo. Vosotros bebéis el tiempo, yo lo saboreo. Por eso hago películas lentas, para saborear el tiempo”.

            Pocas anécdotas podrían resultar tan reveladoras sobre la forma de entender el cine, el arte y la vida de este autor tan infravalorado. Y es que, mientras la mayor parte del cine de las últimas décadas se ve, el de Angelopoulos se saborea. En el caso de la película que nos ocupa, nos muestra, mediante un estilo basado en largos y pausados planos-secuencia, la historia de dos niños en busca de su padre. Pero lo que se presenta ante nuestros ojos es mucho más: es la búsqueda por parte del propio ser humano de su identidad, de su condición y del sentido de su existencia, representado éste por el padre, tal vez inexistente.





            A lo largo de su particular viaje, los jóvenes protagonistas conocen el amor, la muerte, la belleza, la bondad y la maldad. No es casual que esta búsqueda se presente a través de los ojos de dos niños, ya que esto permite que se enfrenten a la vida desde la ausencia de condicionantes previos y la pureza personal. Dicho en otros términos, es la esencia humana la que se enfrenta a la existencia misma.

            Angelopoulos contextualiza la historia en espacios presididos por fenómenos atmosféricos como la nieve, la lluvia, la niebla…, elementos que se identifican claramente con la adversidad que domina la búsqueda (y, en consecuencia, la vida). Tienen también gran relevancia en la narración lugares como estaciones de tren, carreteras y vehículos, componentes que inciden en la idea de viaje, y no precisamente físico, que han emprendido los protagonistas. Y todo ello envuelto en la melancólica música de Eleni Karaindrou, tan en consonancia con el tono general de una película que en su conjunto desprende una belleza y un lirismo extraordinarios.





            No quedaría completa esta reseña sin hacer mención del plano-secuencia final, acaso uno de los más hermosos que uno alcanza a recordar. En él, y a modo de epílogo tras un ambiguo desenlace, se cierra la anécdota del fragmento de celuloide encontrado previamente por los protagonistas en lo que se debe entender como una reivindicación del propio arte cinematográfico como vía de evasión de la triste realidad: gracias a él sí se puede ver el árbol detrás de la niebla.

Valoración: 9,5


Ignacio Santos. Marzo 2014.

LISTA- Los 10 compositores más comerciales del cine





    Aquí os dejo a los compositores más comerciales de la música de cine, una lista interesante en la que algunos dejan mucho que desear y otros, afortunadamente, son grandes maestros dentro del ámbito comercial. La calidad, o no, de cada uno...a juicio del lector. ¡Ah, por cierto!: todos ellos son una buena manera de iniciarse en la música para el séptimo arte. Vamos con ellos...



 KLAUS BADELT
(''Solomon Kane'', ''La máquina del tiempo'', ''Piratas del Caribe'').



MARK MANCINA
(''Speed'', ''Tarzán'', ''Planes'').






TREVOR RABIN
(''Armageddon'', ''Con Air'').




BRUCE BROUGHTON 
 (''Young Sherlock Holmes'', ''The rescuers down under'').




 HANS ZIMMER 
 (''Gladiator'', ''The Rock'', ''El Rey León'').




JOEL McNEELY 
(''Terminal velocity'', ''Flipper'').




RACHEL PORTMAN
(''The lake house'', ''Chocolat'').




 ALAN MENKEN 
(''La bella y la bestia'', ''Aladdin'').




 ALAN SILVESTRI
  (''Forrest Gump'', ''Regreso al futuro'').




 JOE HISAISHI 
(''La princesa Mononoke'', ''El viaje de Chihiro'').






BSO- Vertigo- BERNARD HERRMANN



                          
                           9 sobre 10
  

La locura, el hipnotismo que entrelaza en nuestro devenir tanto vidas como muertes; el amor tal cual hilo fino y delicado a punto de romperse y desencadenar locuras y Bernard Herrmann, sencillo y directo, tejiendo su propia genialidad al servicio del cine.

El inicio musical de la película es extraordinario. Fija profundamente los títulos iniciales resumiendo en sus tres minutos el vértigo absoluto que el protagonista padecerá (Herrmann gasta hasta la saciedad el ir y venir de sus seis notas aplicando continuas versiones de su combinación) y maneja con sutileza, a continuación, la pequeña escena de la persecución. Detalles abundantes durante todo el metraje y composición que, agudizando el estudio, uno percibe ya nada más iniciarse el movimiento con la aparición en pantalla, tras subir las escaleras que les llevan a las azoteas de la ciudad, del delincuente y los dos policías, delineado el brote de sus perfiles por medio de los potentes, y ya siempre presentes, vientos de la orquesta.




El compositor neoyorquino ejemplifica la maestría artística en una de sus mejores obras, centrada principalmente en el ámbito descriptivo de las imágenes y la historia; deja de lado, esta vez, su asombrosa facilidad para la composición absoluta y los arreglos inigualables que muestran la mayoría de sus creaciones. En Vertigo, marca su territorio en una dualidad que acompaña a la historia: vida y muerte, locura y cordura (que en tantos momentos chocan en el relato). El compositor llega, incluso, hasta un minimalismo pronunciado y estirado hasta extremos  límite narrando el seguimiento que el protagonista hace de la mujer. Embriaga e hipnotiza la música en estas escenas continuas y largas, como su música, como la genialidad de hacer de lo simple algo que no llame la atención y, más aún, que no desmerezca su escucha aislada en la cual, si el oyente ‘trabaja’, quedará igualmente cautivado de su hermosura e intención.

Herrmann introduce levemente el órgano cuando la mujer visita la iglesia; ejecuta la música a un ritmo voluntariamente más lento, pesado e hiriente la segunda vez que se sube la escalera de la torre de la iglesia (en uno de los contrastes y detalles, en oposición al ritmo más rápido de la primera subida, más extraordinarios de la música de cine); hipnotiza con las cuerdas intimistas, maquilladas levemente con tonos de inquietud; mata, otorgándole a la orquesta la fuerza repentina de las subidas y bajadas que representan la mente perturbada del protagonista; en definitiva, un registro de detalles y descripciones inigualables en la música de cine que, contrariamente a lo que se pudiera pensar, quedan enriquecidos con la necesaria escucha, paciente y aislada, de la música de este filme.

Concluyendo, una obra exuberante en la descripción y delicada en la composición, que encumbra a Vertigo entre las mejores bandas sonoras jamás compuestas.


ESCÚCHALA SI...: no puedes prescindir de obras maestras.

NO LA ESCUCHES SI...: el estudio musical y elaborado de escenas te es imposible.

LLEGARÁ A SER UN CLÁSICO: lo es.

OTRAS OBRAS RECOMENDADAS DEL AUTOR: North by northwest, Psycho.

PUNTUACIÓN: 9.


Antonio Miranda. Marzo 2014.





LISTA- Los 10 mejores ganadores del Oscar a la banda sonora de los últimos 20 años.

Aquí os dejamos la Lista de las mejores 10 obras, ganadoras del Oscar, compuestas para cine en los últimos 20 años. Su posición no implica orden de calidad:






-The artist, LOUDOVIC BOURCE (2011)

- Up, MICHAEL GIACCHINO (2009)

- Atonement, DARIO MARIANELLI (2007)

- Finding Neverland, JAN A.P. KACZMAREK (2004)

-The return of the King, HOWARD SHORE (2003)

- Frida, ELLIOT GOLDENTHAL (2002)

- The fellowship of the ring, HOWARD SHORE (2001)

- The red violin, JOHN CORIGLIANO (2000)

- The English patient, GABRIEL YARED (1996)

- Schindler’s list, JOHN WILLIAMS (1993)



Antonio Miranda. Marzo 2014.

OSCAR- Ganador 2013- BANDA SONORA ORIGINAL


  • MUSIC (original score)

  • “The Book Thief” John Williams
  • “Gravity” Steven Price
  • “Her” William Butler and Owen Pallett
  • “Philomena” Alexandre Desplat
  • “Saving Mr. Banks” Thomas Newman

Se otorgaron, hoy día 3 de marzo, los premios Oscar 2013. En la categoría de música, que nos ocupa, el ganador, como predijo END TITLES, ha sido Steven Price por su ''Gravity''.

Horroroso resultado; la música de cine va perdiendo rumbo y ganando adeptos comerciales. El nivel del año ha sido muy bajo pero, especialmente, pobre era el sentido musical del ganador. Aguardaremos un año 2014 mejor.

Aquí tenéis el enlace a la reseña de la banda sonora ganadora:








Antonio Miranda. Marzo 2014.

VÍDEO- Clint Mansell- REQUIEM FOR A DREAM (directo).

Aquí tenéis una de las composiciones más grandes para la historia del cine. Clint Mansell en el festival español de Fimucité. ¡Absoluto!